Enter the Void (2009)

Gaspar Noé. Uno de los directores más prometedores del mundo del cine. Tres largometrajes en su haber y tres obras brutales. Este director argentino afincado en Francia intenta algo que es muy difícil ver en la actualidad: innovar en un mundo tan trillado como el cine. Y no sólo lo intenta sino que lo consigue con creces. Tenemos “Solo contra Todos”, “Irreversible” y esta “Enter the Void”. Les recomiendo que no se pierdan ninguna de ellas pero les advierto que no son obras para todos los públicos ya que requieren una participación emocional y cognitiva por parte del espectador bastante fuerte. Y no esperen ver los típicos productos con una moralidad clara sino más bien todo lo contrario.  Pues bien, tras haber disfrutado sus dos primeras películas y tener puestas muchas esperanzas en este autor me dispuse a visionar este su tercer producto.

Enter The Void o Entrar en el Vacío. ¿Qué vacío se referirá Gaspar con el título? te preguntas antes de verla. No sabes la que te espera. La película empieza con un chaval extranjero que reside en Tokyo y del cual solo observamos en los primeros 20 minutos un viaje sensorial a través de las drogas. Luces, paranoia, psicodelia, música electrónica. Sin diálogo, sin introducción ninguna. Así sufres un pequeño golpe nada más entrar en la obra. Minutos después, el viaje termina y acompañas de una manera más racional al protagonista por un camino más concreto, un intercambio de drogas. En este punto, haces un alto y empiezas a pensar que vas a ver un filme ambientado en Japón y que transcurrirá por el mundo de los estupefacientes, sus efectos y consecuencias. Uff, esto ya lo he visto antes. Es diferente el tratamiento pero la idea es lo habitual.

Pummmm. Un tiro en un wc de un pub y empieza el verdadero viaje. Entrando en el vacío. Y es aquí cuando la verdadera película comienza. La travesía ha empezado y tú tienes un billete en primera fila. ¿Qué viaje es este? te cuestionas. El más fuerte de todos. El que hay tras la muerte. A partir de aquí nos esperan casi tres horas de colores, flashbacks, irrealidad, lo abstracto, ausencia casi completa de diálogo, sexo, música y todo lo que puedas imaginar. Bienvenido al viaje del vacío.

Una obra espectacular. Una Odísea homeriana pero por un mundo vacuo y muerto. Una visión de un autor que, para mí, esta revolucionando el cine. Casi tres horas de periplo por una mente rota, fragmentada y destrozada. ¿Están preparados para entrar al mundo de Gaspar Noé? Adelante…

Putnuación: 9 sobre 10.

Lo mejor: Gaspar Noé.

Lo peor: La sensación de explosión mental que sufres tras verla.

La escena: El viaje por el hotel psicodélico de Tokyo.

Anuncios

~ por hpkorgan en 13 enero 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: