V de Vendetta (V For Vendetta – 2005)

Escasez de ideas. Algo que parece que sucede desde hace ya algún tiempo en Hollywood. Nuestras salas están repletas de remakes, secuelas, precuelas y productos de baja calidad. En esta situación de mediocridad, el mundo del cine norteamericano parece haber puesto sus ojos en uno de los mundos con más imaginación, pluralidad y creatividad del arte. Hablo del noveno, el cómic.

Es verdad que ya desde hace décadas se han adaptado historias y personajes del mundo de la viñeta pero casi siempre con un resultado decepcionante. Productos comerciales sin ninguna cota de calidad. Pero parece que esto está cambiando en la actualidad. Siguen siendo obras comerciales y con gran presupuesto (no todas) pero les acompaña algo de lo que carecían las anteriores: calidad. Y es que estamos hablando de obras que han sido creadas por genios del cómic. Y sin duda uno de ellos es – en mi opinión de los más grandes – el británico Alan Moore.

“V de Vendetta” fueron diez cómics (después transformados en novela gráfica) creados en la década de los 80 que transformaban el futuro más próximo de las Islas Británicas (finales de los 90) en una sociedad totalitaria donde la libertad estaba prohibida. Hay que tener en cuenta que cuando Moore escribió esta obra el estilo “Thatcher” estaba en auge y se veía en el futuro un aire conservador nada halagueño para algunos. Pero para hablar de esta obra maestra con mayor profundidad ya le dedicaré una reseña en su momento ya que la obra lo merece.

Respeto al filme en sí, hablamos de una obra muy bien hecha con un par de actores que se comen la pantalla como son Hugo Weaving (del que nunca vemos su rostro pero sí escuchamos su voz, qué pedazo de actuación se marca sólo con registros vocales) y Natalie Portman, que me sorprendió gratamente ya que no esperaba casi nada de su interpretación y hay que reconocer que lo borda. La adaptación es de notable ya que se sabía que era casi imposible llevar a un medio visual el ambiente literario y teatral que se respira en la novela gráfica pero todo lo demás está conseguido magistralmente. Además, el filme no se esconde a la hora de situar el terrorismo como una opción posible para conseguir libertad, algo que es difícil de transmitir en estos tiempos que corren sin que se caiga en la polémica o censura. Concretamente, la película tuvo que posponer su estreno debido a los atentados de Londres. Valentía, sí señor.

Obras como “300”, “Watchmen” o “V de Vendetta” son los ejemplos a seguir para que dignamente no se desprestigien obras de culto como estas. Y si quieren todo lo contrario, vean “From Hell” y lloren, por favor, lloren.

Puntuación: 7’5 sobre 10.

Lo mejor: Su valentía.

Lo peor: Era de esperar pero se echa en falta la atmósfera literaria y cultural del cómic.

La escena: Todo el simulacro de agonía de Portman en la cárcel.

Anuncios

~ por hpkorgan en 27 diciembre 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: