Marvel Gold: Los Nuevos Mutantes – Hijos de las Sombras (New Mutants #18-25, Annual# 1 – 1984/1985)

Cómic extraño. Cuando uno se introduce en una obra del universo marvel espera encontrar a un viejo amigo que nunca le defrauda. Te da lo que tú pides y siempre encuentras complacencia. Eso tiene sus cosas buenas y malas. Buenas porque casi nunca te decepciona ya que tenga la obra mayor o menor calidad tiene esas pinceladas de complicidad. Malas porque una vez que se ha leído mucho se te hace algo repetitivo las estructuras de las historias y acabas sin exigir demasiado. Pues bien, este tomo de Marvel Gold es todo lo opuesto.

Primero su dibujo es cuanto menos inusual. Mucho había escuchado de Bill Sienkiewicz y de cómo revolucionó la escena del cómic allá por la década de los 80. Es uno de esos autores que amas u odias, no tiene término medio. Hablamos de un dibujo no lineado, como si la tinta se saliera del palel, trazos insólitos, composiciones divergentes que llegan a su clímax con la llegada del personaje de Warlock, un extraterreste que puede adoptar cualquier forma.  Algo que aprovechará Bill para llevar a l límite su técnica. A mí personalmente me ha encantado. No soy mucho de los dibujantes (me explico, claro que me gusta pero para mí el guión lo es todo) pero el trabajo de este autor me ha fascinado.

En cuanto a las historias en sí, tenemos al gran Chris Claremont en su mejor época y en su mundo: los mutantes. El tomo se podría dividir en 3 mini sagas. La primera la llamada del oso místico, una trama que parece salida de otro mundo, de otra realidad y, sobre todo, de otro universo que no sea Marvel (para que nos entendamos se asemeja más a las obras de Vértigo). Una vez que te metes en ella la disfrutas al máximo pero comprendo que pueda chocar a los muy “estrictos” con el universo tradicional marvelita. Una maravilla. La segunda trata sobre la llegada de Warlock, un personaje insólito que siempre me ha gustado. Mucha calidad también en esta historia. La última, en cambio,  no está bien situada. Convergen en la historia con Capa y Puñal, en un relato cuyo origen no es explicado y cuya adaptación en en el conjunto chirría. Como detalle también se incluye el primer anual del grupo con la inclusión del anterior dibujante, Bob McLod, que nos presenta a la mutante Lila Cheney. Entretenida y nada más (en este anual se ve claramente la diferencia de lo que comentaba antes, esta historia sí es convencional).

Gran obra que marcó en su momento y que gracias al magnífico trabajo de la editorial Panini se ha recuperado junto a otras grandes sagas.  Un equipo formado por Bala de Cañón, Magik, Loba Venenosa, Magma, Mancha Solar, Warlock y Espejismo cuando no eran nadie ni conocidos son los encargados de transportanos a ese pequeño paraíso donde se mezclan la mente de Claremont y la pluma de Sienkiewicz. Bienvenidos.

Puntuación: 8 sobre 10.

Lo mejor: La saga del Oso Místico.

Lo peor: El cambio de registro del anual.

La escena: La llegada de Warlock.

Anuncios

~ por hpkorgan en 13 diciembre 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: